ban_saludo.png

ban_ta.pngban_tp.pngban_lobby.png

A 22 años de ocurrida esta tragedia, Alcaldesa Karen Rojo compartió con familiares de las víctimas, quienes participaron de una eucarística.
 
Fueron 91 personas las que fallecieron la noche del 18 de junio de 1991 como consecuencia del fuerte aluvión que afectó a la ciudad, y el cual dejó a Antofagasta hundida en el barro y el dolor.
Hoy a 22 años de ocurrida esta tragedia, el municipio quiso recordar a las víctimas de este hecho junto a familiares y amigos, quienes participaron de una eucaristía realizada en el Cementerio Municipal.
Durante la misa oficiada por el padre Ramón Miranda, los asistentes oraron por quienes fallecieron esa fatídica noche y además por aquellas víctimas cuyos cuerpos no pudieron ser recuperados.
 
La Alcaldesa de la comuna, Karen Rojo, participó de la eucaristía ocasión en la que compartió con representantes de 12 sectores residenciales de la comuna que fueron afectados por el agua que bajó con gran fuerza por las quebradas de la ciudad.
Frente a esta conmemoración, la máxima autoridad comunal precisó que “hoy cumplimos 22 años (de esta tragedia) por lo que hemos querido hacer esta misa para recordar a las personas que están descansando en este camposanto y para acompañar a sus familiares”.
En tanto, la señora Julia Bustos, quien perdió a su cuñada a causa del aluvión, precisó que si bien el dolor persiste, las heridas han ido sanando con las mejoras efectuadas en la ciudad. "En ese momento yo pensé que Antofagasta nunca más iba a ser como era antes, pero a través del tiempo hemos visto que está muy linda, ha cambiado tanto".

 

QUEBRADAS 

La llegada del invierno y en especial la ocurrencia de precipitaciones, siempre es motivo de preocupación para los vecinos que residen en los sectores aledaños a las quebradas por las cuales descendió el agua la noche del 18 de junio de 1991.
En este sentido, el Ministerio de Obras Públicas efectúa limpiezas permanentes en las vías aluvionales, de ahí que sean las quebradas insertas en los barrios las que concitan la mayor atención del municipio. 
En este sentido, la Alcaldesa Rojo explicó que “ya tenemos un diagnóstico de todas las quebradas barriales que tenemos en nuestra ciudad. Aproximadamente son 21 y estamos trabajando fuertemente para limpiarlas y si bien son de difícil acceso, contaremos con personal capacitado a efecto de realizar un trabajo profundo”.
Sin embargo, la colaboración de la ciudadanía es fundamental para evitar la aparición de microbasurales, por esta razón la autoridad llamó a los vecinos a no acumular desechos y escombros en lugares no permitidos, a efecto de evitar que eventuales precipitaciones generen una nueva tragedia por el colapso de vías aluvionales y quebradas.